Saltar al contenido
Recetas de mi país
Search
Generic filters

Receta de salsa de chiles frescos

Cómo hacer salsa de chiles frescos mexicanos

En México existen gran variedad de chiles, algunos más picantes que otros, los chiles frescos a menudo son utilizados para preparar salsas o condimentar recetas, aunque también puedes usarlos secos, para ello hay un proceso en el que se suaviza el chile con vapor o agua caliente, te enseñamos una salsa rápida que puedes preparar con el chile fresco si quieres acompañar alguna botana.

CONTENIDO (REVISAR) 👩🏻‍🍳

¿Cómo hacer chiles frescos o salsa con chile serrano?

Esta receta puedes hacerla para acompañar algún bocadillo salado o para añadir a rellenos de otras comidas, también puedes hacerla con antelación y reservar para después, aunque el mejor sabor será con el chile fresco, esta receta contiene bajas calorías y puede rendir hasta una taza, ideal para dejar en la mesa de los bocadillos y que tus invitados se sirvan con tortillas fritas o rebanadas de pan tostado.

Información Nutricional

  1. 🍽️ Categoría: Plato principal
  2. 🍳  Cocina: Mexicanas
  3. 🔪 Preparación: 5 minutos
  4. 🍲 Cocción: 15 minutos
  5. 🔥 Calorías: 150 Kcal
  6. 👫 Raciones: Al gusto

Pasos para hacer Receta en Estados Unidos

Ingredientes

  • Sal al gusto
  • 1 taza de chiles serrano picados y con semillas
  • 1/3 taza de cebolla blanca picada pequeña
  • 1/2 taza de agua o caldo de vegetal
  • 2 cucharadas de aceite vegetal

Preparación

  • Paso 1: Coloca el chile picado en la taza de agua y lleva a licuar, puedes remover las semillas y venas del chile, aunque este es la variedad de chile menos picante que puedes añadir a salsas y carnes, licua hasta tener una textura suave.
  • Paso 2: En segundos puedes ver que la textura parece un poco pastosa, puedes ir añadiendo la cucharada de aceite o de agua, no demasiada, añade la sal en este proceso.
  • Paso 3: En una sartén calienta unas cucharadas de aceite y en esta al calentar añade la cebolla picada pequeña, fríela hasta que este transparente, te llevara pocos segundos, revuelve de vez en cuando para que no se queme.
  • Paso 4: añade encima la pasta de la licuadora, revuelve para integrar a la cebolla y cuando empiece a herir cubre con una tapa.
  • Paso 5: si el agua se ha evaporado demasiado puedes añadir unas cucharadas más de esta, deja cocinar por al menos 8 minutos y luego podrás añadir más sal o pimienta si gustas.
  • Paso 6: Deja enfriar antes de llevar a la mesa o comparte con las carnes y las tostadas.

Recomendación

Puedes colar la salsa antes de añadirla a la sartén, aunque lo mejor es dejar un poco de la consistencia pastosa, por ello es recomendable retirar las semillas y venas del chile, puedes utilizar la variedad que más te guste, también puedes añadir un poco de caldo de vegetales o de pollo, aunque en este caso la salsa no tendrá larga duración.

Datos curiosos

Esta salsa puedes añadirla a carnes, huevos fritos o tostadas de pan, también a totillas, tamales, frijoles refritos o alguna otra receta que gustes, es un plato que se hace rápido y puedes utilizar o combinar chile jalapeño en menor cantidad.

Recetas relacionadas

5/5 (1 Review)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Configuración